¿Qué es un desbridamiento del tendón?

El desbridamiento del tendón es una cirugía para eliminar el tejido inflamado alrededor de un tendón para permitir que se cure. Este procedimiento es más comúnmente recomendado en el tratamiento de la tendinitis de Aquiles, una condición que implica un tendón clave en la parte inferior de la pierna. Los pacientes que no responden a las medidas de tratamiento no quirúrgico pueden necesitar terapias más agresivas como el desbridamiento para recuperarse. Un especialista de pie y tobillo puede realizar el procedimiento, aunque los cirujanos en otras disciplinas pueden estar calificados para hacerlo también.

Antes de que un cirujano recomiende un desbridamiento del tendón, se requiere una cuidadosa evaluación del paciente. En general, los pacientes necesitan tener una historia de tendinitis, con un registro de tratamientos no quirúrgicos como la formación de hielo, terapia física y medicamentos. Si estos tratamientos no funcionan, el paciente puede ser considerado un candidato para la cirugía, en particular para las personas que quieren ser capaces de reanudar altos niveles de actividad. Los estudios de imágenes médicas pueden proporcionar más información sobre el alcance del daño y ayudar con la planificación quirúrgica.

En la cirugía, el médico hace una incisión a lo largo de la longitud del tendón para acceder a ella. La longitud de la incisión depende del tendón implicado y del nivel de inflamación. A continuación, capas de tejido inflamado, espesado son cuidadosamente despojado. Los cirujanos aprovechan esta oportunidad para evaluar físicamente el tendón y hacer algunas incisiones en él para estimular la curación y la producción de tejido nuevo. Cuando están satisfechos con el desbridamiento del tendón, pueden cerrar la incisión.

Después de un procedimiento de desbridamiento del tendón, los pacientes generalmente necesitan descansar y elevar la pierna. Medicamentos para el dolor y medicamentos antiinflamatorios pueden aumentar la comodidad, y el cirujano puede recomendar una bota para caminar durante varios días o semanas para apoyar la pierna mientras el tendón sana. El objetivo de la cirugía es prevenir una ruptura completa del tendón, y por lo tanto el paciente necesita evitar la tensión mientras es frágil. La terapia física también puede ser una parte del plan posquirúrgico, para ayudar a desarrollar fuerza y ​​flexibilidad.

El cuidado de la pierna después del desbridamiento del tendón es importante para limitar las posibilidades de complicaciones. Si el tendón se rompe, una cirugía de repetición para repararlo será necesaria. Esta cirugía puede tener un largo tiempo de recuperación, además de ser muy invasiva, y puede limitar la movilidad posquirúrgica más que un desbridamiento. Otras opciones quirúrgicas pueden estar disponibles también para tratar la inflamación, dependiendo de la naturaleza del caso del paciente y del nivel de experiencia de un cirujano.