¿Qué es un impedimento psicológico?

Un trastorno psicológico es una condición psiquiátrica que interfiere con la capacidad del paciente de participar en tareas de la vida diaria como el trabajo y el cuidado personal. Los casos de discapacidad severa pueden calificar como discapacidades bajo la ley, dando derecho al paciente a acomodaciones y servicios de apoyo apropiados para el nivel de necesidad. Esto también proporciona algunas protecciones legales contra la discriminación en la escuela, o en el trabajo. Los profesionales de la salud mental pueden evaluar a las personas con sospecha de impedimentos psicológicos para determinar su naturaleza y gravedad.

Algunos ejemplos de condiciones que pueden causar deterioro incluyen depresión clínica, esquizofrenia, trastorno bipolar y ansiedad. Otras condiciones de salud mental pueden conducir a deterioro psicológico también. Puede ser posible manejar un trastorno con medicamentos, terapia y otras medidas. Esto puede mejorar la capacidad del paciente para funcionar y puede reducir la gravedad del deterioro. Es posible que sea necesaria una gestión constante durante toda la vida del paciente para abordar los cambios en la condición de salud mental de la persona que pueden ocurrir como respuesta a factores ambientales, tolerancia a medicamentos y otros problemas.

Las tareas de la vida diaria pueden caer en una serie de categorías. El cuidado de uno mismo es uno de ellos. Los pacientes con un deterioro psicológico pueden tener problemas con la higiene personal como vestirse y bañarse, así como necesidades como comer, limpiar la casa, y así sucesivamente. Otros pacientes pueden tener dificultades en el trabajo o en la escuela. Pueden no ser capaces de mantener puestos de trabajo o completar con éxito las asignaciones de la escuela.

Los pacientes con trastornos psicológicos también pueden tener problemas sociales. La capacidad de interactuar con la gente, hacer amigos y comunicarse claramente puede ser limitada para los pacientes con algunos diagnósticos. La depresión, por ejemplo, puede aumentar los sentimientos de apatía y hacer que sea difícil para un paciente socializar y mantener amistades. La esquizofrenia puede causar delirios y alucinaciones que dificultan la comunicación al convencer a un paciente de que sus amigos son realmente enemigos.

Una evaluación de la salud mental puede identificar signos de un impedimento psicológico y permitir que un proveedor de cuidado de asignar una puntuación al paciente. Las personas con pocos problemas sociales, personales o laborales pueden recibir puntuaciones bajas. A medida que aumenta la intensidad de los problemas, la puntuación puede aumentar, lo que indica que el paciente necesita más tratamiento y apoyo.

Las adaptaciones apropiadas pueden depender de la configuración y la condición específica. Un auxiliar, por ejemplo, podría ayudar a un paciente con un impedimento psicológico que tiene problemas con el autocuidado. Un estudiante con problemas similares podría necesitar más tiempo en tareas, o un empleado podría requerir un lugar tranquilo para trabajar para minimizar las distracciones.