¿Qué es un meningioma petroclival?

Un meningioma petroclival es un tipo de tumor cerebral situado cerca de la base del cráneo, en un área conocida como la unión petroclival. Tales tumores son difíciles de tratar, ya que se localizan profundamente en el interior del cerebro y pueden ser de difícil acceso quirúrgico. El tratamiento es supervisado generalmente por un oncólogo, trabajando con un neurocirujano para determinar si el tumor es operable y para desarrollar un acercamiento apropiado al tratamiento. El pronóstico es variable, dependiendo del tamaño del tumor, cuando se identifica, y la posición precisa.

Los meningiomas son tumores cerebrales relativamente comunes. Muchos son benignos, aunque pueden causar síntomas a medida que crecen aumentando la presión sobre el cerebro. Los pacientes pueden desarrollar dolores de cabeza, náuseas y vómitos. En el caso del meningioma petroclival, el tumor está cerca de una serie de estructuras muy importantes, incluyendo el nervio trigémino, responsable de la sensación facial. El paciente puede desarrollar sensación anormal en y alrededor de la cara como el tumor crece.

Los pacientes que desarrollan síntomas neurológicos como los observados en un meningioma petroclival por lo general terminan en el cuidado de un neurólogo, que puede identificar el cáncer con estudios de imagen como resonancia magnética del cerebro. Se pueden recomendar varios conjuntos de exploraciones para obtener una imagen lo más completa posible sin tener que entrar en el cráneo. El médico puede identificar la ubicación del tumor en relación con otras estructuras en el cerebro para aprender más sobre el pronóstico del paciente y las opciones de tratamiento.

La unión petroclival se localiza casi en el medio del cráneo. En la cirugía, esta área es difícil de acercar sin dañar tejido vecino, incluyendo venas y nervios delicados que suministran varias regiones del cerebro. Históricamente, estos tumores fueron considerados a menudo como inoperables. Las mejoras en la técnica quirúrgica y el desarrollo de tecnología como la cirugía de rayos gamma, donde los cirujanos usan radiación cuidadosamente dirigida para destruir un tumor, han mejorado los resultados para los pacientes con meningioma petroclival.

En los casos en que el tumor puede ser alcanzado quirúrgicamente, un cirujano puede eliminar la mayor cantidad de crecimiento posible, y puede recomendar quimioterapia y radiación para matar las células cancerosas restantes. Los tumores inoperables pueden todavía responder al tratamiento. Cada caso es diferente, y el examen de los estudios de imágenes médicas, junto con una revisión de la historia del paciente se puede utilizar para proporcionar orientación para un plan de tratamiento, en un paciente de edad avanzada con mala salud, por ejemplo, el tratamiento podría centrarse en mantener la comodidad del paciente En lugar de tomar medidas para tratar de salvar al paciente.